El principio de no agresión

Autor: Roy Halliday

La mayoría de los libertarios hacen una diferencia moral entre el uso de la violencia para invadir derechos de alguien y el uso de la violencia en represalia en contra de alguien quien ha invadido derechos de alguien. Nosotros llamamos al primer tipo de violencia agresión. Nosotros consideramos el segundo tipo de violencia, si no es excesivo, como una legitima forma de autodefensa, reparación o castigo, dependiendo de su propósito. La ley fundamental para la mayoría de libertarios es llamado el principio de no agresión.

Ningún hombre o grupo de hombres puede agredir en contra la persona o propiedad de cualquier otra persona.

Libertarios usan la palabra agresión en una manera especial. Para nosotros, agresión es la iniciación del uso, o amenaza, o obligación física, o violencia en contra la persona o propiedad de cualquier otra persona.

Todo un sistema de derecho penal es encajado dentro de la sola oración que expresa el principio de no agresión. Para hacerlo claro, que es lo que los libertarios tratan de comunicar con esto, déjeme enumerar en pocas palabras las clases de acciones que están prohibidas y algunas clases de acciones que están permitidas.

Crímenes en contra de una persona: El principio de no agresión prohíbe la iniciación de la violencia en contra de otra persona. Prohíbe asesinato, violación, violencia, secuestro, encarcelamiento, esclavitud y tortura. El principio de no agresión también prohíbe la iniciación de amenazas para usar la violencia en contra otra persona, el cual es llamado asalto. No es necesario tocar a alguien físicamente para cometer un asalto. Por ejemplo, es un asalto apuntar con un arma a alguien quien no está agrediendo y luego demandar algo de él.

Un tipo de asalto mas indirecto, pero aun prohibido, en contra de alguien quien no está agrediendo, es demandar algo de él de tal manera que es entendido que, si él no cumple con los requisitos, tu o tus agentes va a usar la violencia en contra de él. Por ejemplo, es un asalto cuando un matón de la mafia exige al propietario de un negocio pagar dinero por protección, o cuando el Estado promulga una ley de impuestos o una ley sin víctimas.

Crímenes en contra de los derechos de propiedad de una persona: El principio de no agresión prohíbe la iniciación de la fuerza o violencia física en contra los derechos de propiedad de una persona. Prohíbe destruir, hacer daño, tomar, vender, o usar la propiedad de una persona no agresiva sin su permiso. Destruyendo o dañando la propiedad de alguien podría ser considerada como un acto violento, pero parece una exageración clasificar, vender, tomar, o usar propiedad de alguien como un acto violento, especialmente cuando esta hecho de manera oculta para que el dueño de la propiedad no sea consciente de esto y no sea físicamente amenazado por esto. Esto es porque nosotros incluimos “fuerza física” a nuestro entender del principio de no agresión. Vendiendo, tomando y usando la propiedad de alguien son actos físicos. Ellos podrían no involucrar violencia, pero si requieren alguna fuerza física.

Acciones que no son crímenes: el principio de no agresión permite: (1) toda acción pacífica que no involucra el uso o la amenaza de la fuerza física en contra de otra persona o su propiedad y (2) acciones que el hacer involucra el uso o la amenaza de fuerza física o inclusive la violencia en contra otra persona o su propiedad, siempre y cuando, la acción no es la iniciadora de la fuerza o la amenaza de la fuerza iniciadora en contra esta persona o su propiedad.

Las acciones que encajan en la primera – pacifico – categoría incluyen hacer cosas con tu propia propiedad tal como consumir carne, vegetales, drogas, alcohol, o aun veneno; decorando o mutilando tu propio cuerpo con joyas, tatuajes, cicatriz, maquillaje, y peinado; discriminando en contra otras personas basados en su raza, genero, religión, o cualquier otra categoría si es racional o no; donando tu riqueza y servicio para ayudar a otros, gastando esto en tu mismo, o almacenándolo; diciendo la verdad, mentira, hablando amablemente sobre otros, o difamando, injuriando; traficando, alquilando, y haciendo contratos de voluntarismo; teniendo sexual, financiera, amiguera, u otro tipos de relaciones consentidas con adultos; y así seguimos.

Las acciones que encajan en la segunda – más violento – categoria incluyen el uso de fuerza física para defenderte a ti mismo de un atacante o para recuperar la propiedad robada. Tú puedes usar la fuerza física para defender a alguna persona quien está siendo atacada o para ayudar a alguna persona a recuperar su propiedad, si ellos consienten en tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *