¿Qué es el libertarismo?

Autor: Jason Brennan

El libertarismo es una filosofía política. Los libertarios creen que el respeto por la libertad individual es el requisito central de la justicia. Creen que las relaciones humanas deben basarse en el consentimiento mutuo. Los libertarios abogan por una sociedad libre de cooperación, tolerancia y respeto mutuo.

El libertarismo sostiene que a cada uno se nos debe permitir elegir cómo llevar nuestras vidas, siempre y cuando no violemos los derechos de los demás. No tenemos que obtener el permiso de la sociedad para manejar nuestras vidas. No estamos obligados a responder o justificarnos ante los demás. No podemos ser forzados a servir a extraños. Ni siquiera podemos ser forzados a servirnos a nosotros mismos – nadie nos puede obligar a perseguir nuestro propio bien. Los libertarios defienden una inviolabilidad, fundada en la justicia, que prohíbe a los demás, el de hecho de hacernos sacrificar por la búsqueda de una mayor estabilidad social, eficiencia económica o una mejor cultura. Sobre nuestras propias vidas, cada uno de nosotros es soberano. No debemos ser tratados como esclavos, siervos o niños indefensos.

El libertarismo no es la filosofía política más popular en los Estados Unidos. Sin embargo, deriva del pensamiento moral de sentido común. La mayoría de los estadounidenses están de acuerdo, en abstracto, en que debemos ser libres para hacer lo que nos plazca, siempre que no lastimemos a otros ni violemos sus derechos. La mayoría está de acuerdo en que las relaciones humanas deben ser voluntarias. Por ejemplo, la mayoría está de acuerdo en que sería incorrecto forzarte a unirme a mi iglesia o club de lectura. La mayoría está de acuerdo en que no debemos sacrificar a personas individuales “por el bien mayor”. La mayoría está de acuerdo en que es incorrecto obligar a otro adulto a hacer algo “por su propio bien”.

Sin embargo, la mayoría de la gente piensa que hay muchas excepciones a estos principios de sentido común. Los libertarios no. Por ejemplo, los conservadores quieren que el gobierno prohíba a la gente intercambiar sexo por dinero. Los libertarios no. Muchos liberales de izquierda quieren que el gobierno prohíba a la gente contratar a inmigrantes indocumentados como niñeras. Los libertarios no. Los marxistas quieren que el gobierno prohíba a los individuos poseer fábricas. Los libertarios no.

Los libertarios dicen que si tomamos en serio la idea de que las relaciones humanas deben ser voluntarias, entonces el papel del gobierno debe ser muy limitado. Muchas cosas que hacen los gobiernos, y que la gente quiere que los gobiernos hagan, no pueden hacerse sin tratar a nuestros vecinos como esclavos, siervos o niños indefensos. Desde el punto de vista libertario, quienes sostienen otras ideologías políticas, incluyendo liberales de izquierda, conservadores, marxistas, fascistas y socialdemócratas, todos coinciden en que a veces tratamos a nuestros vecinos como esclavos, siervos o niños. Simplemente no están de acuerdo sobre cómo y cuándo.

Los libertarios tienden a desconfiar del gobierno. En parte, esto es porque creen que el gobierno es a menudo incompetente. La sociedad y el mercado son como los ecosistemas, y al igual que los ecosistemas, son imposibles de manejar sin producir consecuencias no deseadas. Por lo tanto, los gobiernos en su intento de solucionar los problemas, los empeora. Los libertarios también se preocupan de que la promesa de poder tiende a atraer a los que quieren explotar a los demás por lo menos tan a menudo como atrae a los que quieren ayudar.

El libertarismo no es una filosofía uniforme, sino más bien una familia de filosofías relacionadas. Hay mucha diversidad dentro del pensamiento libertario, así como hay diversidad dentro de la mayoría de las otras filosofías políticas. Los libertarios comparten un núcleo común de principios. A veces no están de acuerdo en cómo entender estos principios. Pueden pensar que hay algunas excepciones a estos principios, o no.

 

Traducido del inglés por Dakar Parada

Nota: El término “liberal” se utiliza en el sentido estadounidense del término, homologo a socialdemócrata en Europa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *